miércoles, 16 de marzo de 2011

CARACTERÍSTICAS

Nombre Común: Bocachico

Nombre Científico: Prochilodus magdalenae

El bocachico es un pez migratorio de agua dulce, su tamaño es mediano, los ejemplares más grandes pueden alcanzar los 60 cms de longitud, su boca es pequeña y carnosay prominente lo cual da origen a su nombre común.



Tiene dimutos dientes en los labios y los adultos son de color plateado con aletas de matices rojos o amarillos. Las manchas  diferencia de las hembras son más delgadas y esbeltas.

Es un pez endémico de Colombia y de distribuye en zonas bajas del Río Magdalena, Sinú, Cauca, Atrato, Río Ranchería (Guajira), Río Claro (Barrancabermeja); también se puede hayar en las ciénagas aledañas a estos ríos. En el embalse del Guajaro, en la Laguna de Luruaco y en el Canal del Dique.

Su alimentación está basada en la vegetación acuática en descomposición y otros desechos, lo que garantiza un rápido crecimiento del pez y la acumulación de grasa. Cuando el nivel del agua es alto se desplaza a las ciénagas donde el alimento es abundante y su tamaño aumenta rápidamente.



Preparándose para su viaje corriente arriba, al inicio de la temporada de aguas bajas en los meses de diciembre y enero, cuando grandes cantidades de bocachico suben por los ríos dándose el fenómeno que conocemos como subienda. En este período su alimentación es de menor calidad ya que se alimenta de algas que se pegan a troncos y piedras de los fondos de los ríos lo cual ligado al desplazamiento los hace adelgazar desencadenando su maduración sexual y el inicio de la temporada reproductiva.

Con el comienzo de las lluvias, los bocachicos emprenden el regreso a las ciénagas, en este tiempo se da el período reproductivo.

Sus puestas son enormes, una sola hembra pone un promedio de 80.000 huevos e incluso 100.000 en ejemplares muy grandes. Estos son depositados en las corrientes de agua, donde tanto alevinos como adultos son llevados por estas hasta sus ciénagas de origen donde el ciclo comienza nuevamente. Cabe mencionar que los huevos dejados en la corriente tienen un destino muy difícil; algunos son devorados por diversos animales, además cuando surgen los alevinos también enfrentan grandes peligros y dificultades con lo que sólo sobrevive una cantidad relativamente pequeña.

Se estima que de los 80.000 huevos de una puesta promedio sólo una decena logrará convertirse en peces capaces de realizar su primera migración.




 

2 comentarios: